Los mantras, en un sentido amplio podrían definirse como palabras cargadas de poder. La fuerza de las palabras es tal, que no son necesarias demasiadas para causar una profunda alegría o una honda tristeza. 

La gratitud es una herramienta poderosa que podemos usar para vivir una vida más tranquila, aumentar el bienestar y por tanto, ser más feliz.

El ser humano tiende a decepcionarse por lo que tiene, a ver el vaso medio vacío,  cuando muchas de esas personas no se dan cuenta de que por el mero hecho de tener un techo sobre sus cabezas, son de las personas más afortunadas del Mundo

Nunca es suficiente, creemos que necesitamos más de lo que ya tenemos, más comodidad, más tiempo libre, más posesiones, más emociones, etc

Todos los grandes Maestros de las distintas tradiciones espirituales enseñan que la forma de oración más poderosa es la gratitud. Yogi Bhajan solía decir:

“Ser gratos, tener agradecimiento, es sinónimo de humildad y de reconocimiento no sólo a otros seres, sino a la vida misma. Solemos estar muy preocupados por lo que nos falta, por lo que no tenemos y así se nos olvida agradecer todo lo bueno que ya hay en nuestras vidas, lo afortunados que somos aquí y ahora. Muchas veces damos las cosas por sentado, sin valorarlas ni agradecerlas hasta que ya no las tenemos.”

Lo más sorprendente de la gratitud es que  puedes cultivarla actuando de manera más agradecida, “fingiendo hasta que lo consigas”. Cuanto más practiques la gratitud, más agradecido estarás realmente.

Antes de continuar leyendo este post, haz una pausa y realiza una evaluación rápida de tu vida y de ti mismo

Te propongo lo siguiente:

Cuando te sientas abrumado por la vida, intenta colocar tus manos sobre tu corazón, cerrar los ojos y repetir cualquiera de estas frases simples para ti.

1. Cada experiencia que tengo es perfecta para mi crecimiento.

Esta afirmación de Louise Hay, escritora estadounidense, puede recordarnos que estamos exactamente donde necesitamos estar en cada momento y que cada experiencia, buena mala o peor a la que nos enfrentamos, está contribuyendo a nuestro crecimiento personal.

2. La felicidad no empieza cuando “esto, aquello o lo otro” se resuelva. La felicidad es lo que sucede ahora, cuando aprecias lo que tienes.

Recuerda que este día, este instante, no lo volverás a vivir nunca más. Disfrutalo, sácale todo el jugo que puedas. Observa a la gente mientras anda por la calle, su forma de hablar, el viento que sopla, el olor del café por la mañana o cuando te da el sol un día de frío.

Lo que tengas que hacer hazlo HOY

Con esto no quiero decir que hacer planes es malo, es más, marcarse objetivos debe ser algo diario 

Como dijo Walt Disney: 

“Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te llevará a donde quieres estar mañana”

3. Tengo todo lo que necesito.

En este momento exacto, ¿hay algo mal? ¿Algo que realmente necesites ahora? Lo más probable es que tengas la mayor parte de tus necesidades cubiertas.

Recuérdate lo afortunado que eres de estar experimentando este momento aquí, ahora mismo. Cuanto más lo aprecies, mejor será.

4. Aprecio la abundancia que hay en mi vida y consigo expandirme en gratitud, éxito y alegría todos los días.

Elige sonreír hoy,  viendo la vida momento a momento, quejándote muy poco, y siendo agradecido por las pequeñas cosas que significan mucho.

Prueba este simple ejercicio:

Siéntate en una posición cómoda, coloca tus manos sobre tu corazón y cierra los ojos. Recuerda una cosa por la que estás realmente agradecido en este momento. Respira en esa persona o cosa y concéntrate en las sensaciones en tu cuerpo que surgen de la gratitud y la alegría. ¿Cómo te sientes? Imagina esa sensación expandiéndose por todo tu cuerpo.

5. Dhanyavad

Esta frase sánscrita que significa “Estoy agradecido” puede usarse como un mantra durante todo el día para calmar tu mente de forma natural.

6. El mayor secreto para la paz mental es dejar que cada situación de la vida sea como es, en lugar como piensas que debería ser,

… y entonces hacer lo mejor de ella.

7. La gratitud me conduce a una relación armoniosa con todos y todo lo que me rodea.

La gratitud es contagiosa, hace que se creen vibraciones positivas con todos los que te rodean, atrayendo una mayor cantidad y calidad de energía positiva

8. La vida es maravillosa.

Este dulce recordatorio es una bonita afirmación para usar cuando te despiertes por la mañana o justo antes de quedarte dormido.

Acuérdate de irte a la cama con algo positivo y empezar el día igual. Te ayudará a ver las cosas desde otro punto de vista (a pesar del sueño! jiji)

Hacer yoga por la mañana puede ayudarte también a despejar la mente y dejar que esos pensamientos tengan un espacio en tu mente.

9. En este mismo momento estoy agradecido por …

Reserva un momento de tu día para visualizar una cosa por la que estás agradecido. Este ejercicio ayuda a evaluar tus progresos y a recordarte que cada día, subes un peldaño más.

10. Veo claramente todo lo que hay que agradecer en la vida. Reconozco las bendiciones que he recibido en mi vida con gratitud.

Tal vez pienses que gran parte de esto es obvio, pero a lo largo de nuestros días con frecuencia nos olvidamos de sintonizar con este tipo de comprensión. En lugar de notar cuántas bendiciones ya nos rodean, generalmente caemos en la falta y el deseo

Yo no me puedo sentir más agradecida por todo lo bueno que me rodea. Siempre habrá cosas negativas a nuestro alrededor, pero hay que aprender a sacar lo mejor de ti, porque ante todo estas tú.


“Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son infinitos”. Madre Teresa de Calcuta.
regalo yoga

¡CLASES DE YOGA ONLINE GRATIS!

+150 clases online grabadas y en directo


VER CLASES ONLINE GRATIS