El estrés que nos rodea a lo largo de nuestra vida es una constante que puede afectar a nuestra salud. Puedes aceptarlo, vivir con ello o bien, intentar que te afecte lo menos posible y tener, en definitiva, el control de tu bienestar.

¿Cómo conseguir el bienestar?

Los masajes y las vacaciones son muy efectivos pero  a su vez, efímeros. Para conseguir alejarte del estrés debes dedicarte tiempo todos los días con actividades que consigan alejar y apagar tu mente durante unas horas. 

Dedicar tiempo a tu bienestar debería ser algo prioritario para todo el mundo pero aún así, encontrar ese tiempo en ocasiones es una tarea difícil.

Aquí podéis ver una lista de actividades que no requieren de mucho tiempo pero que a larga tendrán mucha repercusión en ti muy positiva:

1. Listas de gratitud

Plasmar pensamientos y sentimientos en un papel es una de las mejores formas de apaciguar nuestros estados mentales y emocionales. Nos permite ver las cosas con una mayor claridad, que, a su vez, nos da equilibrio y serenidad.

Puedes empezar pegando un post-it ya sea en en el espejo al que te miras mientras te lavas los dientes cada día o en la cafetera de la cocina con tu café en mano, con tres frases positivas que te hagan agradecer el momento presente. Lo leerás cada día hasta que finalmente un día te des cuenta de todo lo bueno que rodea tu vida. Reorganizarás tus prioridades y el optimismo te ayudará a afrontar todas las situaciones de tu vida de una forma infinitamente más eficaz.

2. Yoga todos los días

Los beneficios del yoga son infinitos. Entre ellos, hace que tu vida mejore y sea más plena.

El yoga interrumpe los patrones de pensamiento negativos y te entrena de forma física y filosófica para cultivar lo contrario.

¿Pero todos los días? Al igual que el estrés lo tenemos interiorizado y lo vivimos diariamente debemos tener en igual medida nuestra vía de escape, la actividad que nos ayude a rebajar ese nivel de estrés. Pues bien, la práctica del yoga inhibe el área posterior o simpática del hipotálamo y optimiza las respuestas simpáticas de tu cuerpo a los estímulos estresantes. 

 ¿Quieres más razones para empezar cuanto antes?

3. Medita

La meditación, como todos sabemos, es un método más para despejar y relajar la mente, pero a diferencia de muchos otros métodos, la meditación tiene un impacto más duradero en tu capacidad de responder al estrés futuro.

Meditar puede tener efectos similares a un día de vacaciones.

 

4. “La música es el alimento del alma”

La música afecta de forma muy intensa a nuestro estado de ánimo. Es capaz de hacernos revivir los momentos más bonitos y tristes de nuestra vida. La música es mágica y nos hace sin duda mucho más felices.

Los gustos musicales son muy distintos para cada persona. Crea una playlist para los diferentes momentos de tu día a día. Añade todas las canciones que te motivan y te hacen saltar en una lista, todas las canciones que te desconectan del mundo, que te hacen sentir relajado y en paz en otra y canciones que hagan que te concentres mejor realizando tu trabajo o tu práctica de yoga en otra. Y así con todo lo que quieras. 

Escuchar música une, desbloquea y mejora nuestra calidad de vida.

En conclusión

Debes investigar lo que realmente ayuda a tu mente a sentirse mejor y a ser mejor y llevarlo siempre al hábito. Pinta si es lo que te gusta, baila o corre descalzo por la hierba. En definitiva, convertir lo que nos hace bien en lo “normal”, y no al revés.

 

regalo yoga

¡CLASES DE YOGA ONLINE GRATIS!

+150 clases online grabadas y en directo


VER CLASES ONLINE GRATIS