Lucia Liencres

Cuanto más trabajes en ti, más te amaras.

Cuanto más te ames, menos necesitarás de los demás.

No construirás ni sostendrás relaciones conflictivas.

Al no necesitar amor, serás honesto con cómo te expresas, dirás de corazón todo lo que sientes sin esperar la aprobación de nadie. Te guiarás por tu intuición y tu corazón sin tener miedo a ser enjuiciado o rechazado.

Todos tus logros serán celebrados por ti pero cuando llegue una crisis también la aceptarás como parte del proceso de esta vida. 

Cuando alguien se quiera ir, dejarás que se vaya, si ya no resuena contigo le dirás adios.

Cuando ocurran o sientas cosas que no te gusten no las etiquetaras continuamente ni las enjuiciarás, dejarás que lo que tenga que manifestarse se manifieste, ya sea tristeza, dolor, rabia o alegría.

Disfrutarás de todos los placeres de la vida pero del que más de estar a gusto habitando en ti. De cerrar los ojos y de sentir tu amor hacia ti, ese que te has ganado después de sanar y aceptar tus heridas; ese que ha llegado cuando te has permitido volver a tu esencia, cuando has dejado de ser tu biografía tan trabajada año tras año y te has desnudado, volviendo a ser nadie y a  ser el todo a la misma vez, cuando te has permitido estar en silencio y evolucionar. 

Disfrutando de todo pero sin necesitar nada. Recuperando el contacto con tu ser eterno y con tu alma.

Lucía