Kapala’ significa cráneo y ‘bhatibrillar. Kapalabhati además de una técnica de pranayama o de control de la respiración es uno de los seis kriyas o prácticas de purificación para limpiar los pulmones, eliminando el aire residual y creando espacio para aire fresco y oxigenado. Es un ejercicio energizante que aumenta considerablemente la cantidad de oxígeno en sangre, aclara la mente, facilita la concentración y, en definitiva, te hace brillar.

Nos sentamos en padmasana o cualquiera de sus variantes, con la espalda larga, los omóplatos que se quieren tocar por detrás, los hombros abajo y atrás y la barbilla ligeramente hacia el pecho para alargar el cuello por detrás. Mantendremos la postura firme durante la práctica para dar total libertad de expansión a los pulmones.

Esta técnica consiste en una serie de respiraciones rápidas en las que solo nos vamos a fijar en la exhalación y la inhalación va a ocurrir de forma pasiva. En la exhalación contraeremos los músculos abdominales empujando el ombligo hacia la columna y expulsando con potencia todo el aire de los pulmones hacia afuera y, como os decía, al relajar la musculatura abdominal, la inhalación se producirá espontáneamente.

 

Beneficios

  • Fortalece los músculos abdominales.
  • Masajea los órganos.
  • Purifica el aparato respiratorio. Elimina el aire viciado o residual de los pulmones.
  • Oxigena la sangre y estimula la eliminación de dióxido de carbono.
  • Tonifica el sistema nervioso.
  • Revitaliza el organismo.
  • Activa la circulación del prana y la actividad de los chakras
  • Estimula la circulación cerebral y purifica la región frontal del cerebro.
  • Calma la mente.

Contraindicaciones

  • Hipertensión.
  • Vértigo.
  • Enfermedades del corazón, del sistema respiratorio o del sistema nervioso.
  • Si tienes el periodo.
  • Si en cualquier momento de la practica sientes mareo, suspende.
regalo yoga

¡CLASES DE YOGA ONLINE GRATIS!

+150 clases online grabadas y en directo


VER CLASES ONLINE GRATIS