RECOMENDACIONES ANTES DE CLASE

Elige el tipo de yoga que mejor se adapte a ti y al momento en el que estés. Si vas a una clase más avanzada serás más propenso a lesionarte y avanzarás con más dificultad en tu práctica. Tienes más información sobre los tipos de yoga en la web.

Cómprate un buen mat (esterilla) de yoga, es imprescindible para tu práctica. Lo más importante es que no resbale. La práctica cambia totalmente si tu mat es bueno. Tiene que ser de goma o de caucho. En el centro hay mats, pero es mejor practicar con el tuyo, además de por razones de higiene. Recomendaciones en este post

Utiliza ropa cómoda y con pocas costuras.

No comas las 3 o 4 horas previas a empezar tu práctica de yoga. Cuanto más ligero estés, mejor será tu práctica.

Apaga tu móvil antes de entrar en clase y deja tus objetos personales en las taquillas.

Si estás embarazada o tienes algún problema de salud, informa a tu profesor. Él podrá decirle qué posturas debes evitar y las modificaciones necesarias para realizar la clase.

RECOMENDACIONES DURANTE LA CLASE

Llega puntual a clase y quédate en silencio. Es un gesto de respeto hacia el resto de tus compañeros y hacia tu profesor.

Cuando comience la clase, intenta desconectar de tu día a día y dedicarte ese tiempo a ti mismo, a conocer tu cuerpo, a observarte y a trabajar sobre tus límites. Interioriza tu práctica, deja el ego fuera, no te mires al espejo, ni te compares con los demás.

No seas ruidoso, el silencio es muy importante en una práctica de yoga, ya que ayuda a mantener la serenidad en el ambiente.

Presta la máxima atención a las indicaciones de tu profesor.

Tómate un descanso cuando lo creas necesario.

Intenta no beber agua durante tu práctica para mantener el fuego (calor) interno, el agni.

No te preocupes si no eres muy flexible o no estás en forma. Con una práctica regular irás mejorando. La práctica de yoga es un proceso de transformación muy profundo que puede resultar lento durante algún tiempo.

Practica respetando tus límites y escuchando los mensajes que te manda tu cuerpo.

Compromiso. La práctica de yoga requiere un compromiso serio por parte del alumno. Ser constante y paciente es necesario para que obtener los beneficios. Si esto no es así, es probable que aparezca entonces la sensación de frustración debido a una práctica irregular o insuficiente.

Ciclo menstrual. Se deben respetar estos ciclos en las mujeres dejando la práctica durante los días más intensos. O, por lo menos, evitar hacer cualquier postura invertida durante el ciclo menstrual.

Termina la clase siempre en shavasana (relax final), dedícate esos minutos a desconectar. Es la postura más importante dentro de la práctica de yoga.

RECOMENDACIONES DESPUÉS DE LA CLASE

Observa las sensaciones y los beneficios en tu mente y cuerpo y disfrútalas.

Puedes tomar algo ligero cuando termines.

Recoge el material que hayas utilizado y déjalo en su sitio.