yoga para la ansiedad

Yoga para la ansiedad

 

Es probable, que a lo largo de tu vida, experimentes ansiedad y te encuentres más inseguro, inquieto, nervioso, preocupado… etc. Esto ocurre cuando dejamos de vivir en el presente y nos preocupamos demasiado por el futuro.

Seguramente, lo primero que hagas sea pedir ayuda a un profesional médico y este, te dará los fármacos necesarios en el caso que los necesites, pero hay otras herramientas muy útiles como el yoga, que van a ayudarte a relajar tu cuerpo y tu mente haciendo que tu ansiedad disminuya.

Cada vez son mas los estudios que nos hablan de la infinidad de beneficios que tiene el yoga para calmar la ansiedad y es que al realizar yoga, vas a aprender a respirar de forma correcta (consciente y profunda) y a tener plena atención en las diferentes posturas que van hacer que tu mente concentre en el “ahora” disminuyendo poco a poco el estado de alerta de tu cuerpo y creando un ambiente de relajación tanto físico como mental.

Posturas que pueden ayudarte a alviar tu ansiedad:

LA POSTURA DEL NIÑO O BALASANA

La postura del niño o balasana, es considerada una asana de descanso, para realizarla, tienes que colocarte de rodillas sobre la esterilla, apoyas los glúteos sobre los talones y llevas tu cuerpo hacia delante, de forma que tu frente quede descansando sobre la esterilla y los brazos estirados a lo largo del cuerpo, los hombros están relajados y el cuello también. Puedes hacerla también con los brazos estirados hacia delante. Para salir de la postura, te vas incorporando despacio, lo último que subes es la cabeza.

yoga para la ansiedad postura de balasana o el niño

Postura de savasana o del cadaver

La postura de savasana, es una postura de descanso que se realiza al finalizar tu práctica para relajar tu cuerpo y mente. Para hacer esta postura, nos tumbamos boca arriba, con las piernas y los brazos ligeramente separados, las palmas de las manos apuntan al cielo. Una vez así, relajamos todo nuestro cuerpo, desde los pies hasta la cabeza, y conforme los músculos se van relajando nuestra mente también lo hace, sintiendo una fuerte sensación de alivio.

yoga para la ansiedad postura de savasana o cadaver 

postura de uttanasana

Para entrar en la postura de uttanasanabajamos el tronco hacia el suelo y colocamos las manos a ambos lados de los pies, la idea es que la tripa y el pecho se junten lo más que podamos a los muslos, quedando la cabeza relajada. El cuello y los hombros tienen que estar relajados y las piernas están firmes y estiradas.

Es normal que, al principio, no llegues con las manos al suelo, puedes doblar las rodillas, si aún así no llegas, puedes utilizar soportes, para evitar forzar más de lo debido, también puedes colocar las manos sobre las espinillas o los muslos. Se trata siempre de alargar la espalda.

yoga para la ansiedad postura de uttanasanapostura de Sarvangasana o de la vela 

La postura de sarvangasana o de la vela, es la madre de las posturas de inversiones de yoga.  Se llama así, porque es la primera postura  de inversión. Esta postura, favorece la circulación de la sangre hacía nuestra parte superior del cuerpo.

Para  entrar en la postura, nos tumbamos boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo y las piernas juntas y estiradas hacía delante. Inhalamos, hacemos presión con las palmas de las manos hacía abajo y al exhalar,  levantamos las piernas estiradas hacía arriba despacio, seguido de los glúteos y las lumbares con el fin de llegar a crear una línea recta con tu cuerpo. Una vez ahí, podemos colocar las manos como soporte en la cadera y los codos apoyados en el suelo para poder mantener la postura.

yoga para la ansiedad postura de sarvangasana o la velabeneficios de la práctica de yoga para la ansiedad

  • Regulación de tu respuesta al estrés
  • Liberación de endorfinas
  • Corrección de desequilibrios del sistema nervioso
  • Mejora el nivel de bienestar general
  • Reducción de la tensión muscular
  • Aumento del flujo sanguíneo
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Aumento autoconfianza
  • Aumento de los niveles de GABA (conocido como neurotransmisor de la calma y la relajación ya que regula la excitabilidad cerebral reduciendo niveles de estrés y ansiedad,)

Aprender a manejar posibles crisis de ansiedad en las que puedes llegar a agobiarte principalmente porque tu respiración va a ser superficial y rápida, es vital para reducir los síntomas, y esto lo vas a conseguir,  poniendo en práctica las técnicas de respiración aprendidas de yoga.

Puedes hacer las posturas por tu cuenta o apuntarte a un centro de yoga y probar los diferentes  tipos de yoga a los que puedes apuntarte antes de decantarte por alguno en concreto; los hay más suaves como el yoga restaurativo o el yin yoga o más dinámicos como ashtangajivamukti o vinyasa.

Para terminar, te aconsejo que respires profundo y abras tu mente al maravilloso mundo del yoga.

 

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias