yoga para dormir mejor

Yoga para dormir mejor

Hoy en día llevamos ritmos de vida muy estresantes, debido al trabajo, la familia, nuestra pareja…todo ello influye de forma negativa a la hora de conciliar el sueño, lo que nos provoca el famoso y a la vez temido insomnio.

El hecho de no dormir lo suficiente nos hace estar más irascibles y tensos, lo que provoca que cuando llega la hora de dormir sigamos en tensión, entrando en bucle.

Una vez alguien me dijo, que la mente es el mayor enemigo del hombre, y así es, nuestra cabeza no para, nunca duerme, nunca descansa, siempre piensa, y tendemos a angustiarnos y darle vueltas a los aspectos negativos de nuestra vida, eso es lo que nos hace no dormir; en definitiva las preocupaciones nos quitan el sueño.

¿Sabías que nuestra vida es un equilibrio entre fuerzas negativas y positivas?

Pues sí, y uno de los fines del yoga es lograr el equilibrio de ambas. Al practicar yoga estamos alejando nuestra mente de los pensamientos negativos, que son los que nos producen ansiedad y estrés, y a la vez estamos ayudando a nuestro cuerpo a ganar flexibilidad y fuerza, eso provoca que nuestra mente se relaje y nos deje dormir.

Hay una serie de posturas de yoga que te ayudarán a dormir como un bebé, ya que ayudan a producir las llamadas hormonas del sueño, y las puedes hacer por la tarde unas horas antes de irte a la cama o justo antes de dormir; te explicaré algunas de ellas 😉

  • Uttanasana: de pie, separa los pies al ancho de las caderas, y poco a poco deja caer el cuerpo, doblando el tronco, y coloca las manos a ambos lados de los pies, sino llegas siempre puedes agarrarte los codos con las manos contrarias o incluso doblar las rodillas hasta que tus manos toquen el suelo. Relaja los hombros y la cabeza. Mantén unas cuantas respiraciones aquí.
  • Balasana: también llamada la postura del niño, conocida por ser la postura de descanso por excelencia en yoga. Colócate sentado de rodillas y dobla tu tronco hacia delante apoyando la frente en el suelo, estira los brazos hacia delante o a lo largo del cuerpo y respira profundamente.
  • Halasana: túmbate boca arriba y levanta las piernas de forma que los pies apunten al techo, y poco a poco ve llevando las piernas hacia atrás, hasta que los pies toquen el suelo por detrás de tu cabeza. En caso de que tus pies no toquen el suelo, apóyalos en la pared o en una silla. Las manos las puedes apoyar en el suelo o puedes entrelazarlas, lo que te resulte más cómodo, se trata de estar relajado y cómodo, sin hacer ningún tipo de esfuerzo. En esta posición estamos mejorando el riego sanguíneo.
  • Savasana: la postura del muerto, te recomiendo que esta la hagas como última postura, ya que simplemente tienes que tumbarte boca arriba, separar ligeramente las piernas y los brazos, dejando las palmas de las manos hacia arriba. Ahora sólo respira e intenta dejar de analizar y juzgar todos los problemas y preocupaciones de tu día.

En yoga es muy importante la respiración, y ello es así porque una vez que aprendes a respirar  te puede ayudar mucho a la hora de dormir. Una correcta respiración ayuda a liberar estrés y tensiones.

Seguro que has oído muchos métodos para dormir, ver la tele, leer un libro, contar ovejas, tomarte infusiones; pero ¿sabías que la cena puede ser una de las causas de tu insomnio? Según el ayurveda las capacidades digestivas del ser humano siguen el curso del sol, es decir, cuanto más alto está el sol, más alta será nuestra capacidad, por ello en cuanto se pone el sol no deberíamos comer nada, pero como no hace falta ser tan estrictos, simplemente intentaremos cenar ligero, eso también nos ayudará a conciliar el sueño.

Esta más que comprobado que la falta de sueño puede derivar en enfermedad cardiovasculares, hipertensión además del famoso estrés. Así que prueba a practicar un poco de yoga y ya verás como empiezas a dormir mucho mejor.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias