donde aprender yoga

BALI, LA LOCA ISLA YOGUI

Aunque este año ha sido muy intenso, llevo muy poquito siendo profe de yoga y, uno de mis objetivos, junto con ir a la Barcelona Yoga Conference, era conocer alguna cuidad yogui este verano y poder practicar con nuevos profesores, descansar de dar clases y disfrutar recibiendo, que es lo que más me gusta y necesitaba este verano.

Ubud1Quería ir a la India pero preguntando a gente me decían que no era la mejor época para ir, porque es época de lluvias y muchos profes no están. La mejor época es en nuestro invierno (apuntado para la próxima).

Así que, otra vez me puse en manos de Nicky (fue ella quien me recomendó ir a la Barcelona Yoga Conference). Me dijo que fuese a Ubud (Bali), que era la ciudad más yogui que había estado nunca y que había muchos centros para practicar. Que ella ya había estado 4 veces y le encantaba ir. Así que eso hice.

LE CONVENCÍ 😉

Me costó un poco, pero convencí a Tomi, mi novio, para que viniera conmigo los primeros días. Él sólo quería hacer kitesurf… pero conseguí que viniese unos días. Es super deportista y se le dan genial todos los deportes, pero, las pocas veces que había hecho yoga, no lo había hecho con interés y se le había dado bastante mal… Pero yo sabía que si venía allí a practicar, con el ambiente tan yogui, con muchos chicos y surfistas en clase, con profes muy buenos… le iba a encantar y, de hecho, los últimos dos días que estuvo en Bali, que yo estaba enferma, fue a yoga sin mi,y cuando se fue, me pidió que le dejase videos para practicar él por su cuenta… Así que imaginaos qué felicidad!! Se me pone una sonrisa en la cara cuando me acuerdo del último día que llegó de clase y me enseñaba todas las posturas nuevas que había aprendido. Buenísimo, no me lo podía creer. Me decía “Lu, me he encontrado con el yoga, es la leche. No voy a dejar de hacerlo”. Y con lo bien que se le dan todos los deportes, veo que dentro de poco me da clases él a mí, jajaj. Él también tiene un blog: Viaje a la Isla del Tesoro: cómo facturar 100.000 €/mes y en su próximo post hablará de su encuentro con el yoga 😉

img_1476

img_1493

Es el que está ko en el suelo 🙂

PRIMEROS DÍAS EN UBUD

Estuvimos los 3 primeros días en Ubud. Es la cuidad más caótica que he conocido: son 3 o 4 calles principales llenas de tiendas, de motos, tráfico, restaurantes de comida vegetariana riquísima… y centros de yoga. Y en cuanto sales de esas calles, voilá! Campos de arroz increíbles por todas partes. Paisaje increíble que nunca antes había visto.

img_1560

img_1564

Campos de arroz, Ubud

img_2186

Mercado de Ubud

img_2191

 

Ya que íbamos a Bali, queríamos también conocer más sitios en la isla, sobre todo por la playa, que nos encanta.

DE TOUR POR BALI

Como yo iba a volver a Ubud, decidimos hacer un tour por la costa en moto. El primer día fuimos con un conductor que hablaba español. Fue genial porque nos enseñó varios templos y nos contó porqué había tantos y las costumbres y ceremonias que se celebran en ellos, nos llevó a los campos de arroz, nos llevó a una casa balinesa y nos enseñó a lo que se dedican en la región de Ubud: madera, plata, pintura y piedra. Está perfectamente dividido. Nos encantó que nos hiciera de guía. Super bueno.

img_1615

Típico templo balines

img_1620

Dios balines

COSTA BALINESA

Después del tour, el conductor nos dejó en Seminyak porque habíamos reservado allí dos noches de hotel. No nos gustó mucho. Alquilamos una moto y nos fuimos hacia el sur. Pasamos por Kuta y por Jimbaran (recomiendo sólo de pasada), y llegamos hasta la zona de Uluwatu que nos encantó! Estuvimos varios días por allí con nuestra moto y una mochila (dejamos todo el equipaje en Ubud). Fuimos al templo de Uluwatu, vistas muy increíbles, lleno de monos que lo que más les divertía era quitarle las gafas a los turistas, así que estuvimos un rato de risas allí.

img_1758

Vistas desde el templo de Uluwatu

Estuvimos en la playa de Padang Padang en un campeonato de olas grandes. Fue super chulo, nunca había a surfistas de cerca surfeando olas tan grandes. Ambiente super surferillo, todo gente guapa.

img_1767

Playa de Blue Point

img_1825

Atardecer Blue Point

Fuimos a El Kabron a ver el atardecer, recomendable ir sobre las 4 pm para coger sitio. Es de unos españoles, se nota porque la comida está muy rica. Super recomendable pero prepara la cartera porque es bastante carito. También fuimos un día a Single Fin (Blue Point) a ver como surfeaban los surfistas profesionales. Single Fin es un garito donde se puede comer, cenar… mola mucho el sitio y el ambiente. Perfecto para ir miércoles o domingo porque la gente se queda a ver el atardecer mientras cena y luego hay fiesta. También por la zona nos encontramos con un pueblito que nos enamoró: Bingin. Casitas blancas surferillas y hotelitos con vistas al mar super bonito. Cenita en la playa viendo el atardecer.


img_1720

Piña colada en El Kabron

img_1845

Piscina infinity del hotel Blue Point

img_1854

Señales de la costa Balinesa 😉

img_1901

Playa de Bingin

img_2200

Bingin

img_1917

Bingin

img_1939

Hotel Blue Point

CANGUU, LO QUE MÁS ME GUSTÓ

Y sorpresa!! Volvimos hacia el norte, a Canguu (a 10 km de Seminyak) porque yo quería probar un centro de yoga allí, “The Practice” super chulo, y cuando llegamos nos encantó. Nos quedamos 3 noches más. El plan era surfear, hacer yoga, cenita viendo el atardecer, compritas… Una pasada de sitio, tanto para principiantes como para pros. Mucho mejor ambiente que el de Semniyak y Jimbarán. Había un sitio que nos recordó un montón a El Tumbao de Tarifa. Canguu me encantó como para veranear allí, muy completo, tenía de todo.

img_1921

Desayuno healthy pre surf en Canguu

img_1954

Ready to surf!!

img_2041

img_2025

img_2049

Smoothies

Nos quedó por ir a la zona del Este (Nusa Dua) y cruzar a las Gili Island (lo haremos la próxima vez)

DE VUELTA A UBUD

Volvimos a Ubud y me puse enferma. Dos días en la cama con fiebre. No sé qué pudo ser pero me recuperé pronto.

Tomi se fue a Mauricio y yo me quedé unos días más a full de yoga en Yoga Barn y en Radiantly Alive. Di muchas clases de Power Vinyasa con Denise y con su sustituta (una balinesa super crack que me encantó), di clases de Vinyasa con Emily (muy buena y muy mona), y con Marcus (muy bueno). Di también de yin yoga y meditación con cuencos tibetanos, una pasada. Mi primera clase de Capoeira (repetiré seguro, perfecto para combinar con yoga). Incluso fui a Introducción al yoga. También a yoga aéreo. Me quedé con las ganas de probar muchos otros centros, pero no me dio tiempo.

img_1468

img_1488img_1511

img_2158

img_2237

Yoga Barn

img_2262img_2310img_2318

Clase de meditación y cuencos tibetanos

COMIDA MUY HEALTHY Y RICA

Me ha sorprendido muchísimo la comida. Están muy avanzados, en serio, he alucinado. En cada esquina había un restaurante de comida vegana, vegetariana, zumos ecológicos, bowls de frutas… Una auténtica pasada. Lo voy a echar mucho de menos. Está llegando ese tipo de comida a España, pero todavía estamos a años luz.

img_1868

img_2046

img_2050

img_2143

img_2145

img_2167

img_2269img_2280

Os doy algún nombre de restaurantitos (todos en Ubud):

– Bali Buda

– Alchemy

– Kafe

– Atman

– Sari Organic (en medio de los campos de arroz)

– Soma

DE COMPRAS POR UBUD

De compras tienes de todo, es una locura!! Plata (cuidado, pide certificado porque en casi todos sitios es alpaca), ropa de yoga (incluso los maniquís de alguna tienda hacen yoga), bolsas para el mat, vestiditos, sandalias, bolsitos, miles de pulseritas, malas… Todo eso en Ubud. Y las tiendas más chulas surferillas (sobre todo para chicos) en Canguu.

DETOX

Tratamientos detox por todos lados. Hay muchas clínicas por Ubud, te hacen hidroterapia de cólon, masajes tirados de precio y super buenos, ear candle, manicura, pedicura…

Espero haberos ayudado con algún tip por si vais a Bali.

Nos vemos pronto!

Namaste

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias