SÉ COMO TU QUIERAS


FOMACIÓN DE YOGA

Cuando empecé a practicar yoga, no entendía nada de lo que hacía en clase. Pero sí sabía que el yoga era algo muy grande porque es una disciplina de más de 5.000 años que practican más de 36 millones de personas en todo el mundo. Eso hacía que, cuanto más practicaba, más grande se hiciera mi interés y curiosidad por saber sobre el yoga.

MI MENTE Y MI CUERPO CAMBIABAN CADA VEZ QUE IBA A CLASE

Cuánto más practicaba más me enganchaba, mejor me sentía conmigo misma, más fuerte estaba, más flexibilidad y equilibrio ganaba. Además mi mente y mi corazón empezaron a alinearse. Trabajaba en algo que no me hacía feliz y estaba atrapada en mi zona de confort pero cada vez que practicaba yoga, mi mente se hacía más flexible y menos vulnerable al cambio. Estaba dispuesta a cambiar, a seguir lo que me dijera mi corazón y mi intuición.

 

INVESTIGANDO SIN REFERENCIAS

Empecé a investigar sobre formaciones de yoga, no porque quisiera ser profesora en principio, si no porque quería saber más sobre qué es el yoga, sobre la filosofía, sobre los maestros yoguis, sobre el tipo de vida que lleva un yogui, sobre todo lo que supone serlo, sobre los principios sobre los que se asienta esta filosofía de vida…

Fue difícil elegir dónde formarme porque cuando empecé a investigar no conocía a nadie a quien pedir consejo, no conocía a nadie que se hubiese formado. Entraba en internet y había muchísima información, demasiada para elegir. Así que me recorrí varios centros de yoga en Madrid y ninguno me enamoró, así que elegí el que más cerca de casa tenía y el que mejor me venía por fechas.

c_lq_mg_3763

EN QUÉ CONSISTE LA FORMACIÓN PARA SER PROFESOR

Os cuento todo lo que se desde mi conocimiento como profesora después de formarme en varias escuelas, de hacer varios cursos y talleres, pero desde la humildad de llevar siendo profesora sólo un año y medio.

El organismo “más oficial” donde conceden los títulos de formación de yoga es la Yoga Alliance. Lo que no significa que los demás títulos sean menos válidos o peores. De hecho, conseguir ser profesor certificado por la Yoga Alliance es bastante fácil.

En cuanto a formación, cada tipo de yoga y escuela es un mundo. Por ejemplo, cuando quise formarme sólo conocía el yoga Iyengar y cuando llamé al centro de formación que hay en Madrid me dijeron que me olvidase de formarme si no tenía X años de practica en esta disciplina acreditados por mi maestro. En Asthanga pasa un poco lo mismo, con algunas diferencias…

Luego hay otros tipos de yoga como Jivamukti yoga en los que la formación no está acreditada por la  Yoga Alliance pero la formación es genial y los profesores salen muy bien preparados.

Y hay muchos más tipos de escuelas no acreditadas que no conozco.

SOBRE LAS ASOCIACIONES DE YOGA

El organismo por así decirlo “más conocido” o que yo más conozco es la Yoga Alliance, que no significa para nada que sea el mejor. Ser profesor certificado por la Yoga Alliance no significa ser mejor profesor que el resto, porque, es cierto que te exigen unos estándares, pero la realidad es que luego te examinan en tu escuela de yoga, los de la Yoga Alliance ni te ven ni te examinan. He visto temarios y profesores para obtener un mismo título y las diferencias  entre unos y otros son abismales.

La formación para ser profesor de yoga por la Yoga Alliance consta de 500 horas, que se dividen en tres cursos (200 horas, 200 horas y 100 horas), o en dos (200 y 300h respectivamente). Cuando haces el primer nivel ya puedes empezar a dar clase y no tienes porque hacer más cursos, aunque siempre es recomendable.

La formación siempre incluye pedagogía, anatomía y filosofía.

Normalmente, en casi todas las escuelas te dan la opción de hacer la formación durante varios fines de semana o de forma intensiva durante un mes cada curso. También hay sitios donde puedes formarte online, yo no lo recomiendo, creo que el yoga online está muy bien como complemento o si no puedes asistir a clase y ya tienes una práctica, pero no para formarte, pero es mi opinión.

Hay escuelas como las de Asthanga o Iyengar en las que no te forman a no ser que un maestro certifique que llevas X años practicando yoga y que tienes cierto nivel. Obviamente esos profesores están muchísimo más preparados que los que hacen 200h de formación y ya son profesores. Hay otras como Jivamukti que no son tan exigentes pero la formación también es muy buena. Y hay muchísimos profesores de reconocido prestigio que ofrecen formaciones buenísima. Esta para mí es la mejor opción.

MI RECOMENDACIÓN SI QUIERES FORMARTE

  • No te formes sólo porque el yoga está de moda. El yoga es un estilo de vida, no un deporte más. Está genial que esté de moda porque una vez llegue, siempre seguirá, como ha ocurrido en todos los países donde esta ya muy arraigado. Ser profesor es muy bonito pero muy sacrificado y lo tienes que llevar dentro.
  • También puedes formarte sólo porque te interese el yoga, como practicante, aunque no te veas dando clase. Te servirá muchísimo para avanzar en tu práctica personal y para entender mejor el yoga. Para profundizar también puedes hacer talleres y otros cursos con profesores que te inspiren.
  • Ten antes una práctica regular. Parece obvio, pero no lo es, mucha gente quiere formarse y no ha practicado yoga en la vida ni sabe el tipo de yoga que le gusta.
  • Siente que tu corazón te pide enseñar un estilo de vida, no sólo posturas de yoga. Hay muchos profesores de yoga, que no saben transmitir lo que es  y muchos que no practican.
  • Antes de elegir dónde formarte, practica con todos los profesores que puedas. Visita todos los centros que puedas y practica con ellos antes de decidir donde formarte. Es mejor esperar y encontrar un sitio que te guste que formarte con alguien que no te convenza.

Esta bien tener un título porque te da una base sobre hacia donde seguir caminando dentro del yoga, pero el título es lo de menos, por lo menos ahora que no termina de estar bien regulado.

Por eso yo siempre recomiendo formarte con alguien que de verdad te ilumine, te de o no un certificado u otro. Hacer talleres, cursos…

Si quieres ser profesor de yoga, tienes que tener en cuenta que vas a tener una misión muy importante, transmitir una filosofía de vida y no sólo enseñar a hacer unas posturas. Lo más importante es la práctica diaria de yoga en ti mismo para poder transmitirlo.

Yo llevo muy poco en este mundo y no soy una experta en formaciones. Se muchos nombres de sitios pero no voy a recomendarlos porque no los he probado.

MIS PROFESORES FAVORITOS

Sólo te puedo recomendar a estos profesores que hacen formaciones y con los que sí he dado clase y me parecen increíbles:

Y hay otros que no conozco personalmente pero conozco su práctica y me encantan y son Mark Robberds y Kino Mc Gregor (estilo Asthanga).

En Bali tienes muchas formaciones también. Yo estuve en practicando en Yogabarn y me encantó.

Hay formaciones de todos los tipos de yoga que quieras.

Los precios de las formaciones rondan los 2.000€ para arriba, por curso (200h). Dependiendo de la formación pueden ser también bastante más caras.

img_1288

MI FORMACIÓN

Estoy certificada por la Yoga Alliance RYT400 y RCYT200 (aunque no creo en los títulos, sino en la práctica).

He realizado cursos y he practicado en EEUU, India y Bali con profesores como Kino Mc Gregor, Mark Robberds, Deepika Metha, Petri Reisanen, Saraswathi, Peter Sanson, Meghan Currie, Simon Park, David Williams, Yogeswari y Nancy Gilgoff. Mis maestros en España son Alexia Pita, Janet Parra y Curro Arroyo.

Mi forma de enseñar está influenciada por la práctica con ellos.

Soy terapeuta nivel IV ARYM (Ayurvedic Yoga Massage) y experta en nutrición por la UCM.

Las formaciones me han servido de base pero la formación que tengo realmente ha sido mi práctica, enseñar y mi investigación de profesores y clases.

Espero haberte ayudado y muchas felicidades por dar el paso ;), te va a encantar!

Nos vemos pronto! a partir de la semana que viene ya entre Tarifa y Madrid! Qué ganas!!

Namaste

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias