Cómo hacer el saludo al sol

DE DÓNDE VIENE EL SALUDO AL SOL

En la filosofía hindú, el sol siempre ha sido adorado como símbolo de inmortalidad y de salud. El Rig Veda, el texto hindú más antiguo, dice que “Surya es el alma, de los seres animados e inanimados”.

Pero aunque muchos dicen que el Saludo al Sol es tan antiguo como los Vedas, lo cierto es que no se han encontrado referencias a éste en los antiguos textos de yoga.

Las primeras referencias al Saludo al Sol las encontramos en 1929 de la mano del político hindú Bala Sahib. Desarrolló esta serie de posturas basándose en el vyāya (la práctica de los luchadores profesionales, para desarrollar masa muscular y flexibilidad).

El Saludo al Sol se practica preferentemente al amanecer, mirando cómo nace el sol. Es un homenaje que se le rinde al astro del día.

 

EN QUÉ CONSISTE

El saludo al sol es un ejercicio dinámico de 12 posturas, realizadas como un solo ejercicio continuo en las que se combina el ejercicio con la respiración. Cada asana o postura tiene sus propios efectos fisiológicos y es una compensación de la anterior a nivel de columna, movimiento y respiración. Así, se consigue estirar el cuerpo y la columna en diferente sentido cada vez.

Al mismo tiempo, se contrae y se expande el pecho alternativamente, lo cual hace que se regule necesariamente la respiración.

Se suelen practicar varias vueltas o repeticiones antes de comenzar una clase de yoga. Aunque constituye por si sólo un sistema completo de entrenamiento.

Puede practicarlo todo el mundo. Hay variantes y alternativas para las embarazadas, personas mayores, niños o personas con alguna dolencia física.

SECUENCIA SALUDO AL SOL A 

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias