yoga facial

Sí, yoga facial, yo también puse esa cara cuando una amiga me habló de él, pero existe y da muy buenos resultados.

Siempre nos preocupamos de nuestro cuerpo, que si tengo tripa, que si quiero el culo duro, que si la celulitis… pero ¿a que no sabías que en la cara tenemos más de 60 músculos a los que por lo general no prestamos atención?

Pues sí, y existen técnicas para fortalecerlos, se llama yoga facialy consiste en una serie de ejercicios y movimientos que podemos hacer en nuestro día a día, con solo dedicarle 10 minutos, mientras leemos por la noche, esperando a que los niños salgan del cole, en la ducha…

Estos ejercicios lo que hacen es ayudar a fortalecer los músculos de la cara, que, con el paso del tiempo y el no uso, pierden elasticidad y envejecen más rápido. Al realizarlos estimulas las células y favoreces la circulación celular, lo que hace que nuestra piel se mantenga joven durante más tiempo, es mejor que cualquier crema antiarrugas que te puedan vender.

Hay ejercicios para evitar la aparición de arrugas y la flacidez del cuellopara evitar o disminuir la papada, para levantar los párpados, para las líneas de expresión que aparecen alrededor de labios y nariz, para los labios, la mandíbula, los hay con nombres originales como “besar el cielo”, “trompetista”, ”tornado”…

Os voy a dar algún ejemplo de estos ejercicios:

1.-  Con la lengua recorre todo el interior de la boca haciendo un suave masaje, primero en un sentido y luego en el contrario, con este simple ejercicios ayudamos a suavizar las líneas de expresión que salen alrededor a los labios;

2.- Con los ojos bien abiertos e intentando no arrugar la frente, mira a un punto fijo y nos manten por lo menos cuatro respiraciones profundas. Con ello ayudaremos a levantar los músculos que se encuentran alrededor de los ojos.

3- Mirando hacia delante, gira la cabeza hacia la derecha, de forma que la cabeza quede justo encima del hombro derecho. Ahora lleva la cabeza hacia atrás y quédate aquí unas 10 respiraciones.  Repite el ejercicio con el lado contrario. Con esto conseguimos tonificar y levantar los músculos de nuestro cuello.

La cara es el espejo del alma, así es, en nuestro rostro es donde se refleja si estamos cansados, tristes, estresadas, la contaminación y hasta la mala alimentación, todo pasa factura y donde mejor se ve en nuestra cara; por eso debemos cuidar nuestro rostro y para ello realizar ejercicios de yoga facial.

No nos damos cuenta, pero las expresiones que hacemos en nuestro día a día, gestos etc hacen que la piel de nuestro rostro se tense y salgan arrugas, por no hablar de la edad claro. Y cuando quieres poner remedio lo único que encuentras son una cantidad de cremas caras que encima no sabes si realmente dan resultados o no.

Pues ¿por qué no probar esta nueva técnica?

 

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias