La respiración de fuego o kapalabhati es una técnica de respiración usada en yoga para desintoxicar el cuerpo, calmar la mente y oxigenar el cerebro.

Además de ser un ejercicio de pranayama o control de la respiración, es uno de los seis kriyas (prácticas de purificación), ya que limpia los pulmones al eliminar el aire residual y crea espacio para que entre aire oxigenado y fresco.

PRANAYAMA KAPALABHATI: SIGNIFICADO

Respiración de fuego en sánscrito es kapalabhati, que significa: KAPALA, cráneo, y BHATI, brillar. Su traducción literaria sería: “cráneo brillante”, y hace referencia a la limpieza de la mente.

Esta respiración en yoga es estimulante y energética, purifica el cuerpo y conforme la dominamos, nos ofrece una visión más clara de nuestras ideas y pensamientos.

Es recurrente en kundalini yoga y en otros estilos, ya que posee grandes beneficios y se complementa de manera perfecta con las posturas de yoga.

respiración de fuego

CÓMO HACER KAPALABHATI O RESPIRACIÓN DE FUEGO

Esta respiración de yoga se hace por la nariz y va a consistir en series de respiraciones rápidas, en las que solo nos centraremos en la exhalación, ya que la inhalación ocurre de forma pasiva.

  1. Siéntate en padmasana (postura del loto) o con las piernas cruzadas en postura cómoda y estira la espalda queriendo juntar los omóplatos. Hombros relajados y la barbilla ligeramente hacia el pecho para alargar el cuello.
  2. Puedes poner las manos sobre las rodillas, llevar una mano al pecho y otra al corazón o realizar alguno de los mudras (por ejemplo gyan mudra, juntando las yemas del pulgar y el índice creando un círculo de energía).
  3. Relaja los músculos faciales y haz dos respiraciones profundas.
  4. A continuación inhala mientras hinchas el abdomen y al exhalar contráelo como si quisieras meter el ombligo. Haz las exhalaciones enérgicas, rítmicas y cortas.
  5. Puedes hacer 3 ciclos de 10 respiraciones cada uno, y entre cada ciclo descansa con una respiración profunda, lenta y natural.

Cuando la domines podrás hacer series más largas y con mayor ritmo.

Si no sabes cuándo practicar kapalabhati, realízalo cuando necesites concentración plena para alguna actividad o cuando quieras renovar tu energía. Puedes incluirlo en tu práctica de yoga, antes o durante, para energizar el cuerpo y seguir concentrada.

En cuanto al tiempo que dedicarle, 5 o 10 minutos diarios serán suficientes para notar los efectos de la respiración de fuego, pero puedes aumentarlo cuando lo controles.

respiracion yoga pranayama

BENEFICIOS DE LA RESPIRACIÓN DE FUEGO

  • Purifica el aparato respiratorio (pulmones, fosas nasales…).
  • Oxigena la sangre, el cerebro y estimula la eliminación de dióxido de carbono.
  • Activa la circulación del prana y la actividad de los chakras.
  • Revitaliza el organismo y el sistema nervioso.
  • Calma la mente, disminuye la ansiedad y el estrés.
  • Aumenta la resistencia física.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Aumenta la capacidad pulmonar.
  • Masajea órganos internos y fortalece los músculos abdominales.
  • Aumenta la concentración.
  • Libera tensiones y da mucha energía.
  • Elimina el sueño y el cansancio.

CONTRAINDICACIONES DE LA RESPIRACIÓN DE FUEGO

  • Embarazo.
  • Menstruación.
  • Hipertensión.
  • Epilepsia.
  • Úlcera gástrica.

Evita esta técnica de respiración si sufres otras enfermedades de corazón, del sistema nervioso o del respiratorio. Si te mareas o tienes vértigos, detén el ejercicio.

Existen otros tipos de respiración en yoga similares, por ejemplo kapalabhati y bhastrika (la respiración del fuelle) se parecen mucho, ya que ambos son energizantes, pero en bhastrika, además, añadimos la inhalación rápida y sonora también.

Incluye ejercicios de respiración en yoga y verás cómo tu práctica mejora y tu mente se purifica. ¡Espero haberte ayduado!

lucia

¡Muchas gracias por leer el post!

Soy Lucía. Profesora de yoga especializada en estilos de yoga dinámicos


¿Quieres hacer yoga online?

Doy Clases Online En The Class Yoga.

Ver Clases Yoga Online



Lucia Liencres

Autor Lucia Liencres

Más Posts de Lucia Liencres

Deja un comentario