Yoga y alimentación vegetariana van casi siempre de la mano. Un yogui se alimenta de manera sana y consciente, basando su dieta en alimentos nutritivos y saludables donde abundan frutas y verduras.

Esto no quiere decir que tengas que ser vegetariano o vegano, mantener una alimentación saludable es un efecto secundario de la práctica.

Cuando hacemos yoga nos volvemos más conscientes de nuestro cuerpo y de lo que nos rodea.

A continuación veremos en qué consiste la dieta yóguica, las claves para entender por qué predomina el vegetarianismo, así como pautas de la alimentación ayurveda, alimentos sátvicos, libros y consejos.

yoga y alimentacion

DIETA YÓGUICA: ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

Gracias al yoga despertamos y dejamos de vivir con el piloto automático, observamos qué pasa dentro y fuera del mat. Nos preguntamos por qué comemos lo que comemos, escuchamos a nuestro cuerpo y descubrimos qué nutrientes necesitamos en cada momento, lo que nos lleva obligatoriamente a comer conscientemente.

“Somos lo que comemos”.

La alimentación consciente es un estilo de vida a nivel físico, mental, emocional, espiritual, social y medioambiental, en el que conseguimos una salud integral al nutrirnos de la energía de los alimentos, manteniendo su naturaleza y evitando los compuestos bioquímicos.

Los alimentos nos llegan para ser ingeridos como los ofrece la naturaleza. La dieta yóguica tradicional es principalmente vegetal. Los alimentos germinados y fisiológicos nutren, vitalizan y depuran sin dejar residuos en el cuerpo.

Según la nutricionista Montse Folch:

“Hay que centrarse en comer alimentos capaces de nutrir la mente, que aporten equilibrio anímico, serenidad, capacidad de concentración y lucidez.”

Los alimentos vivos nos aportarán beneficios como: desintoxicar y depurar el organismo; mejorar la salud física, mental y emocional; favorecer el sistema inmunológico; aprovechar los nutrientes de los alimentos; alcalinizar la sangre; más energía y menos pesadez; adelgazar o regular el peso corporal…

el yoga adelgaza

AHIMSA: LA NO VIOLENCIA

Ahimsa es uno de los yamas o conductas éticas (que forman parte de los ocho pasos del yoga de Patanjali), que defiende la alimentación desde un punto moral y espiritual, y se basa en la no violencia, hacia ti y hacia el resto de seres vivos. Los yoguis aceptan este principio y lo incluyen en su dieta:

  • Por una parte se trata de no consumir animales que hayan sufrido para estar en tu plato, evitando estos placeres.
  • Por otro lado, la no violencia hacia uno mismo se manifiesta en la depuración y desintoxicación del cuerpo, para llegar a la calma mental, concentración o meditación.

VEGETARIANISMO Y VEGANISMO EN EL YOGA

Los nutrientes se obtienen directamente de la tierra, si comemos carne introducimos en el organismo alimentos cuya energía ya ha sido procesada previamente por dichos animales, en su mayoría herbívoros, y tardamos más tiempo en digerirla.

Siguiendo el principio de ahimsa, la dieta yóguica por excelencia es la lactovegetariana, donde leche, yogur y queso son los únicos alimentos de origen animal que se incluyen, para mantener el cuerpo y la mente en perfecto estado para la práctica, además del compromiso con todos los seres y con el medioambiente.

La dieta vegana va un paso más allá, eliminando cualquier producto de origen animal. El proceso no es rápido ni sencillo, por lo que si quieres comprometerte, te animo a reducir el consumo de carne y empezar una dieta vegetariana, para dar después el salto.

vegetarianismo y yoga

LA DIETA AYURVEDA

La nutrición ayurveda es la alimentación hindú más antigua. Esta forma de comer ya aparecía en los textos más antiguos, como el Bhagavad Gita, la biblia del yoga, y gracias a ella podemos empezar un proceso de autoconocimiento para aprender qué tipos de alimentos nos sientan mejor, a qué horas comerlos y cómo combinarlos.

Sus principios son: sattva (pureza y armonía), rajas (pasión, manipulación y actividad), y tamas (oscuridad). Acorde con esto, los alimentos del ayurveda pueden ser:

1. ALIMENTOS SÁTVICOS

Promueven la vida, la fuerza, la energía, la salud y el bienestar. Son sabrosos, suaves, nutritivos… Como frutas, verduras, cereales, lácteos, legumbres, tubérculos, frutos secos, semillas, miel, tés de hierbas…

Los alimentos sátvicos nutren el cuerpo y la mente y los mantienen en paz y purificados. La dieta yóguica perfecta debería ser sátvica, mejor aún si son productos de temporada, frescos y naturales, lo menos precocinados posible, orgánicos y ecológicos.

2. ALIMENTOS RAJÁSICOS

Destruyen el equilibrio entre cuerpo y mente, porque nutren el cuerpo pero no tienen en cuenta a la mente, y provocan dolores, molestias y enfermedades. Incluyen especias y hierbas fuertes o estimulantes, son ácidos, amargos, picantes, calientes… Algunos son sal, chocolate, café, pescado, huevos…

3. ALIMENTOS TAMÁSICOS

Los “alimentos prohibidos“. No benefician ni al cuerpo ni a la mente y provocan pérdida de energía. Son alimentos pasados, rancios, deshechos, fermentados o muy maduros… Como carne, ajo, cebolla, bollería industrial, alcohol…

Aprovecho para recordar que es preferible hacer yoga en ayunas o no comer en las tres horas previas a la clase, y sobre todo evitar estos alimentos, ya que debemos tener el cuerpo lo más ligero posible.

dieta yoga

MIS MANDAMIENTOS SOBRE NUTRICIÓN

  1. Mastica mucho la comida, saboréala.
  2. No bebas nada durante las comidas.
  3. No comas productos que contengan sustancias químicas ni calorías vacías.
  4. Sé regular con el horario de tus comidas.
  5. Come con hambre y no hasta llenarte, para un poco antes.
  6. No cenes mucho.
  7. No tomes alimentos muy calientes ni muy fríos.
  8. No comas a todas horas por falsa sensación de apetito.
  9. No comas disgustado o con preocupaciones.
  10. Elige una combinación adecuada de nutrientes en cada comida (os hablaré en otro post de ello).

Algunos libros que te recomiendo para aprender más sobre el tema son:

  • La alimentación como medicina”, de Dharma Singh Kalsha (desarrolla las bases de la terapia nutricional yóguica).
  • Yoga y alimentación”, de Gabriella Cella Al-Chamali (manual para comer de manera consciente según el ayurveda en cada estación del año).
  • Comer animales”, de Jonathan Safran Foer (trata el origen de los hábitos alimenticios, costumbres nacionales, familiares y la falta de información para descubrir la verdad con el medio ambiente y los animales).

Tu cuerpo y tu intuición te marcarán el camino, y poco a poco el yoga te llevará a una dieta saludable, para obtener la energía limpia de los alimentos y facilitar tu práctica.

Recuerda comer equilibrado y de manera respetuosa hacia ti, hacia el medioambiente y hacia el resto de especies que viven con nosotros. Eres lo que comes. 😉

lucia

¡Muchas gracias por leer el post!

Soy Lucía. Profesora de yoga especializada en estilos de yoga dinámicos


¿Quieres hacer yoga online?

Doy Clases Online En The Class Yoga.

Ver Clases Yoga Online



Lucia Liencres

Autor Lucia Liencres

Más Posts de Lucia Liencres

Deja un comentario