Los yoga sutras, son el texto básico del yoga. Están escritos por Patanjali, padre del yoga y erudito de la India y tienen más de 2000 años de antiguedad. Patanjali entendió la existencia del ser humano, como un ser holístico. Somos seres tan pensantes, que nosotros mismos muchas veces nos ahogamos en nuestros propios problemas por no llegar a entender su origen cuando en muchos casos podrían ser una oportunidad para poder cambiar tu vida a mejor si llegásemos al origen de ese problema y pudiésemos analizarlo desde dentro. Patanjali, analizó las cualidades y las funciones de la mente y creó los 8 estadios del yoga que son un camino muy bien explicado que todo yogui debe seguir para superar los obstáculos que nos podamos ir encontrando a lo largo de nuestra vida haciendo que nuestra vida sea mucho más plena y con más paz.

Los primeros 5 estadios, (yamas, niyamas, asanas, pranayama y pratyahara) son las practicas externas y el 6,7 y 8 (dharana, dhyana y samadhi) se hacen internamente.

yamas

Son como los mandamientos que todo practicante de yoga ha de cumplir y respetar para poder comprender la esencia del yoga.

Los yamas son cinco y son: AhymsaSatyaAsteyaBrahamacharya y Aparigraha.

  1. AHYMSA: significa no violencia, respeto a la vida y a la paz mental, defiende la no violenciaAhymsa consiste en respetar nuestro cuerpo sin forzarlo.
  2. SATYA: significa verdad, honestidad, sinceridad con uno mismo y con los demás seres humanos.
  3. ASTEYA: significa no robar, no aparentar ni pretender ser algo que no somos. Aceptar lo que somos.
  4. BRAHAMACHARYA: Se trata de no dejarse llevar por los instintos y por las pasiones, es decir no malgastar nuestra energía, sino guardarla para fines superiores.
  5. PARIGRAHA es el desapego, no querer acaparar.

niyamas

Los niyamas son una guía para eliminar lo malo que tenemos dentro haciendo una serie de deberes positivos de nuestros hábitos y de nuestros pensamientos para poder vivir el momento presente aquí y ahora estando bien y siendo felices.

Las prácticas de los niyamas son 5: y cada una de ellas, sostiene la siguiente:

  1. SAUCHA: practica de la pureza y la limpieza en todos los sentidos.
  2. SANTOSHA: practica de estar contentos.
  3. TAPAS: practica de ponerle ganas a todas las cosas que hacemos en la vida.
  4. SVADYAYA: practica la lectura propia o autoestudio. Nos ayuda a cultivar la autoconciencia y autocomprensión.
  5. ISHVARA PRANIDHANA: practica la devoción y el agradecimiento hacía un poder superior o hacía la madre tierra.

asanas

Las asanas o posturas, son posiciones específicas del cuerpo que nos van a dar, agilidad, equilibrio, elasticidad, resistencia, vitalidad… equilibran la energía del cuerpo y la limpian generando estabilidad física, mental y emocional. En la práctica de yoga, es muy importante realizar las posturas estando y siendo consciente del momento presente junto con un buen control de la respiración.

pranayamas

Todo es prana (energía). El pranayama es el control de la energía vital.

Prana significa en sánscrito, energía vital, respiración, y Ayama significa extensión, es decir, Pranayama es la consciencia de la respiración. La respiración es la que te da la fuerza necesaria y la concentración para realizar cualquier asana o postura de yoga.

Hay muchos tipos de pranayamas, como por ejemplo, Ujjayi, Bhastrika, Kapalabhati, Nadi Sodhana, etc. Cada uno aporta diferentes beneficios o efectos a tu cuerpo y mente. También hay muchos tipos de yoga: energizantes y vitalizantes, calmantes, estabilizantes, equilibrantes… (iré hablando de ellos en otros posts).

Como el yoga es la integración del cuerpo con la mente, lo primero que hay que aprender en yoga para poder integrarlo es a respirar. Parece mentira pero seguro que casi ninguno lo hacemos bien.

Pratyahara

Durante la fase de pratyahara, hay que tratar de apartar tus sentidos del momento presente. Tu mente y tu conciencia deben de alejarse de todas las distracciones externas que podamos tener a través de los sentidos para poder verte desde el interior y llegar a conocerte a ti mismo.

Dharana

Dharana, es el poder de la concentración. Tienes que llevar la mente a un punto concreto y dejarla un tiempo en ese punto. Al principio puede resultar complicado mantener mucho tiempo la mente en ese estado de concentración pero si practicas a diario, poco a poco tu mente lo irá automatizando y poco a poco te resultará cada vez más fácil y podrás llegar a hacerlo casi automático.

Dhyana

Dhyana significa meditación. En esta fase, el tiempo se detiene. La concentración, la noción del tiempo y del espacio, se pierde y nos quedamos en un punto neutro. Cuando conseguimos llegar a dhyana, es cuando nos llegan muchas explicaciones y muchas respuesta a preguntas que antes no llegabas a entender de ti mismo.

Samadhi

El samadhi significa absorción total. En este punto, se pierde la conciencia de uno mismo. Cesan las inestabilidades de la mente llegando a un estado de liberación total. Llegar al samadhi, es el último objetivo de la práctica de la meditación.

Hay dos tipos de samadhi: savikalpa samadhi: es un trance, una visión o una experiencia, que viene y se va inesperadamente ya que no se tiene control. Después de muchos años de meditación, se alcanzaría el segundo tipo: nirvikalpa samadhi en el que la entrada y salida de este trance, es de manera voluntaria y casi sin esfuerzo.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias