Postura de loto o padmasana

Postura de loto o Padmasana

Padma, significa loto y asana postura. esta postura recuerda a una flor de loto y de ahí, su nombre. Es una postura que te ayuda a abrir tus caderas, ganar flexibilidad y a la vez, es la postura de yoga más conocida y usada para meditar o hacer ejercicios de pranayamas (respiración).  Parece una postura relativamente fácil pero si no tienes flexibilidad, puede llegarte a resultar imposible hacerla. Más abajo, puedes ver diferentes posturas de yoga, que te van a ayudar a ganar flexibilidad para que poco a poco consigas llegar a esta postura sintiéndote cómodo para poder practicar tu meditación.

En la India, es una postura muy corriente y usada a diario sin dificultad porque están acostumbrados desde pequeños a sentarse en esta posición; sin embargo, en occidente, los adultos que no practiquen de manera habitual, seguramente no consigan hacerla. Posiblemente, los únicos capaces de realizar esta postura sean los niños pero durante una etapa temprana perdiendo la flexibilidad con el tiempo y por el uso continuado de sillas.

Postura de loto o padmasana

CÓMO REALIZAR LA POSTURA DE LOTO O PADMASANA

Esta postura requiere un nivel avanzado de yoga por lo que te recomiendo, si eres principiante, empieces por el medio loto o alguna de la variantes que te propongo más abajo.

Te voy a explicar paso a paso como realizar la postura:

Lo primero es la preparación para la postura. Para ello, hay que sentarse en el mat/suelo con los isquiones bien apoyados. Abre el pecho y lleva tus hombros hacia atrás. Coge una pierna con las dos manos, flexionala con cuidado y pásala por encima de tu rodilla contraria colocando el pie por encima del muslo. Haz lo mismo con la otra pierna. Las manos se colocan a los lados por encima de las rodillas, con las palmas de las manos mirando hacia arriba y juntando dedo índice y pulgar formando un círculo. Una vez aquí, aguanta unos segundos relajándote y respirando profundamente. Si no te sientes cómodo, puedes ponerte alguna manta o cojín en tus isquiones para conseguir que tus rodillas se acerquen más al suelo.

ALTERNATIVAS O VARIANTES

La variante de la postura de loto o padmasana, es la postura fácil o sukhasana y la postura de medio loto. Te voy a explicar de mas fácil a más difícil. Estas dos posturas,  van a  ayudarte a conseguir llegar a la postura final de loto o padmasana mientras vas ganando flexibilidad poco a poco.

  • Postura Fácil o sukasana: sería simplemente sentado con las piernas cruzadas y espalda lo más recta posible. Las manos apoyadas sobre las rodillas con las palmas de las manos mirando hacia arriba y juntando los dedos índice y pulgar formando un círculo.
  • Postura de medio loto: siéntate  en el mat/suelo con los isquiones bien apoyados y las piernas estiradas hacia delante. Abre el pecho y lleva tus hombros hacia atrás. Coge una pierna y colócala por debajo de tu pierna contraria haciendo que tu pie, esté lo más pegado posible al glúteo y esté tocando el mat. Coge tu otra pierna con las dos manos, flexionala con cuidado y pásala por encima de tu rodilla contraria colocando el pie por encima del muslo. Las manos se colocan a los lados por encima de las rodillas, con las palmas de las manos mirando hacia arriba y juntando dedo índice y pulgar formando un círculo. Una vez aquí, aguanta unos segundos relajándote y respirando profundamente. Si no te sientes cómodo, puedes ponerte alguna manta o cojín en tus isquiones para conseguir que tus rodillas se acerquen más al suelo. Para acabar, cambia a la otra pierna y sigue los mismos pasos.

 BENEFICIOS

Es la postura más importante de meditación de yoga. A nivel mental, nos ayuda a relajarnos, concentrarnos, conseguir paz mental, eliminar el estrés. Mejoramos la flexibilidad en las caderas y nos ayuda a estirar las rodillas y los  tobillos.

Te animo a que pruebes a hacerla y te aproveches de todos los beneficios que puede aportarnos esta postura.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias