Balasana es una postura de yoga perteneciente a las asanas de descanso. En sánscrito significa: BALA, niño, y ASANA, postura. Por eso en yoga se le conoce como postura del niño o embrión.

Simula la posición de los niños y nos recuerda a un bebé o niño relajado, tumbado con las rodillas dobladas, la barriga hacia abajo y la frente apoyada en el suelo.

Es una postura básica para todos los niveles ya que es fácil realizarla. Gracias a ella relajamos la espalda baja y los hombros, y estiramos ligeramente la cadera, muslos y tobillos.

Sirve de contrapostura para compensar las extensiones, inversiones o secuencias exigentes, y nos ayuda a reconectar con la respiración. Puedes recurrir a ella siempre que necesites un descanso en la práctica.

Es una postura de introspección porque cuando la realizamos la mirada va hacia el interior y al corazón, y entramos en nosotros mismos para observar nuestras emociones.
postura del niño

CÓMO HACER BALASANA DE FORMA CORRECTA

Para relajarte, recuperar y descansar durante la práctica de yoga:

  1. Colócate de rodillas.
  2. Junta los pulgares de los pies y siéntate en los talones con la espalda recta.
  3. Exhala y baja la cabeza hacia el suelo, apoyando la frente en el mat y el pecho en las rodillas.
  4. Lleva los brazos hacia atrás dejando las palmas hacia arriba, a la altura de los pies.
  5. Mantén la postura todo el tiempo que necesites y sal de ella despacio para no marearte.

BALASANA: VARIANTES

Balasana con los brazos estirados hacia delante. Tanto ésta como la que te he explicado son muy recurrentes en cualquier clase y tipo de yoga. Lleva tus brazos todo lo lejos que puedas y alarga tu espalda para relajar y estirar los hombros.

Balasana con los brazos hacia los lados. El cuerpo sigue en la misma posición, gira tus brazos a la derecha y luego a la izquierda para profundizar en el estiramiento de los costados.

Balasana con las piernas abiertas. No se apoya el vientre ni el pecho en las rodillas y queda más espacio en el abdomen. Es la recomendada para el embarazo.

Balasana con soportes. Si tienes problemas para sentarte en los talones, puedes colocar un manta entre las piernas. También puedes poner un bolster o almohada entre tu pecho y el mat para un mayor descanso. Se utiliza mucho en yoga restaurativo y yin yoga.

BALASANA: BENEFICIOS Y CONTRAINDICACIONES

  • Es perfecta para la relajación.
  • Estira hombros y toda la musculatura de la espalda, sobre todo la zona lumbar.
  • Calma al cerebro y elimina el estrés y la fatiga.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Ayuda a conciliar el sueño (inclúyela en tu rutina de yoga para dormir si tienes problemas de insomnio, justo antes de meterte a la cama).

En cuanto a las contraindicaciones: evítala si tienes diarrea, lesión de rodilla o dolores intensos de espalda; si estás embarazada separa las piernas para no presionar el vientre con las rodillas y consulta a tu profesor.

TUTORIAL DE BALASANA PASO A PASO

Viaja al interior de tu cuerpo y observa en silencio tu respiración gracias a balasana. ¡Reconecta y tómate un descanso cada vez que lo necesites con las posturas de yoga de descanso!

lucia

¡Muchas gracias por leer el post!

Soy Lucía. Profesora de yoga especializada en estilos de yoga dinámicos


¿Quieres hacer yoga online?

Doy Clases Online En The Class Yoga.

Ver Clases Yoga Online



Lucia Liencres

Autor Lucia Liencres

Más Posts de Lucia Liencres

Deja un comentario