postura de la cobra o bhujangasana

postura de la cobra (Bhujangasana)

Este post forma parte de la serie sobre posturas de yoga.

De dónde viene

La cobra como animal siempre ha sido temida, pero en sus muchas manifestaciones nos ayuda en nuestro camino yogui. Shiva se adornaba con cobras, enrollándoselas alrededor del cuello, lo que representaba una gran familiaridad al miedo a la muerte. La serpiente representa cómo, según vamos avanzando en nuestro camino, dejamos ir los miedos: por su veneno la cobra simboliza la muerte, pero los dioses se dieron cuenta de que en realidad era un camino hacia la inmortalidad.

Cuentan también, que un día que Budha estaba sentado junto a un árbol meditando, varias cobras le rodearon atraídas por tu calma, él las sintió pero no tuvo miedo, las cobras le estaban protegiendo. Al rato comenzó a llover y el rey de las cobras en agradecimiento por la tranquilidad que les estaba transmitiendo, se colocó detrás de Budha, se elevó y abrió su enorme capucha para proteger a Budha de la lluvia. Al hacer la postura de la cobra estamos abriendo nuestro corazón, como hizo la cobra con Budha en señal de agradecimiento.

Cómo realizarla

Para hacer la postura de la cobra correctamente, tumbado boca abajo con las piernas estiradas y los pies juntos, los empeines están apoyados en la esterilla. Coloca las manos a ambos lados del cuerpo, justo debajo de los hombros, con las palmas firmes en el suelo y los dedos apuntando hacia delante. La frente está apoyada en el suelo.

Al inhalar, levanta ligeramente la cabeza y el pecho, el pecho está abierto y los brazos queden ligeramente flexionados, los hombros deben estar lejos de los orejas y los codos se mantienen pegados al cuerpo, nunca se separan. Los empeines, los muslos y la pelvis se mantienen apoyados en el suelo y las piernas están firmes. Mantén la posición durante varias respiraciones, inhala y exhala profundo. Para deshacer la postura, exhala lentamente y ve bajando tu pecho y cabeza hacia el suelo, hasta llegar a la posición inicial, tumbado boca abajo con la frente en el suelo.

 

Como compensación a la postura de la cobra puedes hacer la postura de balasana o postura del niño.

Variantes

Es muy importante a la hora de hacer la postura de la cobra, tener cuidado con el cuello y no forzarlo, lo mismo con la espalda.

Esta postura no tiene variantes

Beneficios

La postura de la cobra tiene múltiples beneficios:

  • Alivia la depresión, mejora la concentración, dando vitalidad al cerebro, muy recomendable para gente que padece de asma.
  • Ayuda también con los problemas de columna, desviaciones leves y tonifica la médula espinal.
  • Aporta flexibilidad a la columna vertebral y estimula los músculos de cuello y dorsales, fortalece brazos y hombros, al igual que glúteos.
  • Para las mujeres ayuda a estabilizar el funcionamiento menstrual.

contraindicaciones

Es una postura que no es aconsejable si padeces síndrome del túnel carpiano o cualquier lesión de espalda.

La cobra es una de las posturas básicas de yoga, la aprenderás en tus primeras clases, en las clases basics de The Class.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias