bakasana

Postura de bakasana

Este post forma parte de la serie sobre posturas de yoga.

Bakasana es la postura del cuervo o la grulla, en inglés crow pose.

Es una postura de equilibrio sobre las manos, se aprende después de kakasana ya que exige más fuerza en los brazos.

Es una postura que a la gente le gusta mucho aprender porque parece muy difícil, a pesar de ser de los primeros equilibrios sobre las manos que se aprenden.

Para construir la postura es importante que apoyes bien toda la palma de la mano en el suelo, separes las manos el ancho de los hombros, no más y te pongas de rodillas. Ahora lleva tus rodillas hacia tus axilas y quédate de puntillas, estira tu espalda y mira siempre hacia delante para no perder el equilibrio. Todavía estas preparando bakasana, hasta aquí no es difícil llegar. El alineamiento en esta postura es muy importante para mantener el equilibrio.

Cuando estes bien preparado en la postura, con las rodillas flexionadas, levanta un pie del suelo y llévalo hacia el glúteo con el pie en punta, si puedes mantener el equilibrio, levanta el otro pie.

Al principio es normal que te salgan moratones en los brazos de apoyar las rodillas, tienes que darle tiempo a tu cuerpo a que se acostumbre.

Si ya puedes subir las dos piernas fácilmente, los siguientes pasos son juntar los pies e ir estirando los brazos.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias