Postura del árbol o vrksasana

Postura del árbol (vrksasana)

Este post forma parte de la serie sobre posturas de yoga.

Es una  de las posturas de equilibrio más conocidas en el mundo del yoga. Como su nombre indica representa un árbol, de forma que la pierna es el tronco y los brazos simbolizan las ramas.

Esta asana, dentro de las posturas de equilibrio es de nivel básico para principiantes.

Para hacer correctamente esta postura nos colocaremos con los pies juntos y los brazos a lo largo del cuerpo, en tadasana. A continuación centraremos nuestra mirada en un punto fijo para mantener el equilibrio y, poco a poco, y con control subiremos nuestra pierna derecha hasta colocarla en la cara interna del muslo izquierdo, de forma que la planta del pie este totalmente apoyada en el muslo (nunca en la articulación de la rodilla). Podemos quedarnos con las manos juntas a la altura del corazón o, poco a poco subir los brazos por encima de la cabeza hasta extenderlos completamente y juntar las palmas de las manos. Nos mantendremos aquí entre 10 y 20 respiraciones. Luego repetiremos lo mismo con el otro pie.

Si no podemos mantener el equilibrio poniendo un pie sobre el muslo de la pierna contraria, tenemos varias alternativas: podemos colocar el pie a la altura de tobillo contrario o en el gemelo. Recuerda no poner el pie en la rodilla. Si tenemos una buena apertura de cadera nos resultará más fácil poder subir el pie hasta la altura del interior del muslo.

Es una postura que requiere de mucho trabajo de toda la parte inferior del tronco, es decir, el pie, los gemelos, los muslos y los glúteos están activos durante el tiempo que estemos en la asana.

La postura de vrksasana o el árbol, tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Ayuda al equilibrio y también a la concentración, al tener que mantenernos en la postra durante varios segundos.
  • Es muy beneficiosa para las personas que padecen la patología de pies planos.
  • Tonifica y fortalece gemelos y muslos.

Si quieres trabajar y mejorar tu equilibrio te recomiendo que empieces practicando esta postura, para luego poco a poco ir avanzando con el resto de posturas de equilibrio; y recuerda uno de los trucos es mirar siempre a un punto fijo que tengas delante de ti  😉

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias