La postura de la montaña o tadasana es una de las asanas principiales de yoga, pertenece a las posturas de pie y es la base de muchas otras.

Aunque a simple vista parezca una postura sencilla, es realmente importante en yoga, ya que es la asana inicial y final de las secuencias de pie. A continuación te cuento su significado, sus beneficios y cómo realizarla paso a paso.

TADASANA, SAMASTHITI O POSTURA DE LA MONTAÑA

La postura de la montaña es también conocida como tadasana o samasthiti. En sánscrito significa: tada, montaña, y asana, postura.

Es una postura básica y fundamental en la práctica ya que es el punto de partida de muchas otras asanas y secuencias. Es una de las primeras posiciones que se aprenden en yoga para principiantes.

Cuando realizamos la postura de la montaña nos convertimos en un elemento más de la naturaleza, ya que nuestro cuerpo permanece recto, inmóvil y con los pies bien firmes en el suelo. Con ella aprendemos a no tambalearnos ante situaciones que puedan desequilibrarnos.

Lo que buscamos con tadasana o samasthiti es enraizarnos a la tierra con firmeza, activando el cuerpo para conseguir el balance y el equilibrio entre los dos lados de nuestra figura.

No existe gran diferencia entre los nombres de “Tadasana” y “Samasthiti”, representan lo mismo, pero este último es el nombre que recibe la postura en ashtanga yoga, siendo el comienzo de la práctica de asana.
tadasana

BENEFICIOS DE TADASANA

Aunque aparentemente pueda parecer una postura de descanso, activa gran parte de la musculatura del cuerpo y tiene múltiples beneficios como:

  • Favorecer la alineación de la columna vertebral.
  • Ayudar a prevenir la ciática.
  • Tonificar y mejorar la musculatura de todo el cuerpo.

También es muy beneficiosa para los deportistas, ya que corrige y alinea nuestra postura (si eres corredor o tenista sabrás que sin una espalda recta, erguida, o una mala postura, no podrás dar el máximo de ti).

Respecto a las contraindicaciones, no se aconseja realizar esta postura durante mucho tiempo si sufres de insomnio, tienes baja la presión arterial, te duele la cabeza o estás a finales del tercer trimestre de embarazo.

CÓMO HACER TADASANA PASO A PASO

Aunque te parezca que solo consiste en estar de pie, la realidad es, como te he comentado, que se activan todos los músculos del cuerpo, preparándolo así para la práctica y el resto de posturas de yoga. ¡Recuerda esta activación!

  1. Colócate al principio del mat, con el cuerpo estirado, recto y la mirada o drishti hacia el frente. Deja el cuello alargado pero sin tensionar. Debes repartir todo el peso del cuerpo entre ambos pies, y mantener los brazos firmes y extendidos a lo largo del cuerpo.
  2. Tus pies pueden estar juntos, tocándose entre sí los dedos pulgares y los talones, o si eres principiante, puedes abrirlos separados al ancho de tus caderas. Piernas firmes en cualquier caso.
  3. Las palmas de las manos miran hacia fuera sin pegarlas al tronco. El pecho está abierto y la espalda larga y sin arquear.
  4. Relaja los músculos de la cara, el cuello y la garganta.
  5. Una vez colocados, respiramos profundamente por la nariz y mantenemos la postura varias respiraciones.

Un truco que te puede ayudar es imaginarte que están tirando de una cuerda desde tu coronilla hacia el techo, así estiramos el cuerpo por completo pero no lo tensionamos. Evita balancearte si tienes los pies juntos, y si te pasa… sepáralos hasta que domines la postura, ya que este vaivén puede distraer a tu mente y hacerte perder la concentración de la práctica.

lucia

¡Muchas gracias por leer el post!

Soy Lucía. Profesora de yoga especializada en estilos de yoga dinámicos


¿Quieres hacer yoga online?

Doy Clases Online En The Class Yoga.

Ver Clases Yoga Online



Lucia Liencres

Autor Lucia Liencres

Más Posts de Lucia Liencres

Deja un comentario