Descubre cómo hacer sirsasana paso a paso, el equilibrio de cabeza que forma parte de las posturas invertidas de yoga. Variantes, beneficios y contraindicaciones de la postura sobre la cabeza.

SIGNIFICADO DE SIRSASANA, SIRSHASANA O SALAMBA SIRSASANA

La postura sobre la cabeza es una de las posturas invertidas más reconocidas en yoga, ya que es de las más completas y efectivas para trabajar el cuerpo y la mente.

Sirsasana, sirshasana o salamba sirsasana son los nombres por los que se le conoce, proviene del sánscrito y significa: “salamba” soporte, “sirsa” cabeza, y “asana” postura. Literalmente su significado es “postura de equilibrio sobre la cabeza”.

Está considerada como el rey de las asanas o la reina de las posturas, ya que es una de las principales posturas de inversión, la cual suele realizarse al final de la práctica.

También es una asana de equilibrio y no está considerada como postura para principiantes. Te llevará algo de tiempo conseguirla, pero con constancia y práctica podrás dominarla, porque a diferencia de lo que pueda parecer, aunque requiera fuerza, no es tanta la que se necesita, más bien es un trabajo de conciencia corporal y concentración.

CÓMO HACER SIRSASANA PASO A PASO

Para realizar la postura sobre la cabeza, debemos enseñarla correctamente paso a paso desde el principio para evitar cogerle miedo. Puede que en algún momento te hayas preguntado qué parte de la cabeza se apoya

postura sobre la cabeza

  1. Correcta separación de los brazos: lleva tus manos encima de los codos para observar cuál debe ser la distancia de separación al apoyar los antebrazos en el suelo. Los hombros deberán estar en línea con los codos. Apoya los antebrazos en el suelo y entrelaza los dedos de las manos. La base de la cabeza se apoya en el suelo, manteniendo los codos cerrados y en línea con los hombros.
  2. Hacia dónde va el peso: en esta asana el 30 % del peso recae sobre la cabeza y el 70 % sobre los brazos. Apoya tus brazos en el suelo, de forma que la distancia de tus codos sea la sujeción de cada mano al codo contrario, y abrazándolos forma un triángulo. Apoya tu cabeza en el suelo en contacto con las manos, no encima de ellas. Es muy importante que los hombros estén separados de las orejas, para ello intenta crear espacio alejándolos. Una vez aquí empuja fuerte con tus antebrazos el suelo para distribuir el peso, sin cargar en exceso la cabeza.
  3. Preparación con las piernas estiradas: una vez que estés con los brazos y la cabeza apoyados en el suelo, apoya los dedos de los pies en el mat y estira tus piernas elevando la cadera. Desde aquí, intenta elevar primero una pierna y luego la otra, teniendo en cuenta que debes presionar fuerte tus antebrazos hacia el suelo e intentar dejar la cadera todo lo alineada que puedas con tu tronco.
  4. Camina con los pies hacia la cabeza: cuando te hayas asegurado de que tienes control sobre tu cuerpo al elevar una pierna y después la otra, poco a poco ve andando con los pies hacia tu cabeza manteniendo siempre la presión de los antebrazos hacia el suelo.
  5. Huevito: cuando estés caminando con los pies hacia la cabeza y los hayas acercado lo suficiente, dejando la cadera por encima de tu cabeza, lleva una rodilla hacia tu pecho. Cuando te mantengas con esta pierna doblada hacia el pecho, intenta elevar la otra, sin impulsarte, y quédate como un huevito. Con ambas piernas pegadas el pecho, ve estirando y subiendo poco a poco primero una pierna y luego la otra, o prueba con las dos a la vez si te resulta más fácil.
  6. Sal de la postura: para salir de la postura simplemente tienes que bajar con control al suelo, primero una pierna y luego la otra. Dobla las piernas y apoya tus rodillas en el suelo en balasana y mantén la frente en el suelo para descansar varias respiraciones.

Para las primeras veces y hasta que te sientas más cómodo, puedes hacerla utilizando la pared como apoyo. Ve probando la postura separándote cada vez un poco más.
salamba sirsasana

VARIANTES DE SIRSASANA

Existen muchas variaciones, y una vez que la domines podrás disfrutar de ellas e investigar todas las posibilidades boca abajo. Las variantes suelen ser avanzadas, algunas de ellas son parivritta eka pada sirsasana (con las piernas abiertas), salamba padma sirsasana (construyendo la posición del loto), mukta hasta sirsasana (con los brazos estirados y el dorso de las manos apoyado), baddha hasta sirsasana

BENEFICIOS Y CONTRAINDICACIONES DEL PINO DE YOGA

Tiene muchos beneficios, pero debemos realizarla con mucho control y consciencia. Entre ellos destaca:

  • Favorece a la respiración y al sistema circulatorio.
  • Reducción de la retención de líquidos en las piernas.
  • Reduce problemas de tiroides.
  • Alivia la presión de la zona lumbar y el sacro.

En cuanto a las contraindicaciones, debemos tener en cuenta si padecemos:

  • Glaucoma.
  • Problemas cardíacos o presión alta o baja.
  • Lesiones cervicales.

Evita realizar sirsasana si te duele la cabeza o estás en los primeros días de ciclo menstrual.

APRENDE A HACER SIRSASANA ONLINE

No es de las posturas de yoga más avanzadas, pero requiere fuerza en los brazos y flexibilidad en las piernas; puede parecer difícil, pero repito… es más cuestión de técnica y concentración.

En el yoga se suele tener mucha prisa por realizarla y al intentar subir las piernas sin control, perdemos el equilibrio y nos caemos… En el siguiente vídeo te explico cómo hacerla, para que te animes a practicarla poco a poco.

Deja un comentario