Bikram yoga, el yoga a 40 grados

Bikram Yoga, seguro que has oído hablar de el, el famoso yoga a 40 grados. Es un estilo de yoga muy desarrollado, el nombre le viene de su creador Bikram Choudhury, que con tan solo 3 años de edad se aprendió las posturas de Hatha. Con ayuda de su Gurú, creó una secuencia de 26 posturas, que le ayudaron a rehabilitarse completamente de una lesión ocasionada por levantar pesas. Demostró que la práctica de yoga ayudaba a la regeneración de los tejidos e incluso curaba enfermedades crónicas; creando así este tipo de yoga adaptado a practicantes de cualquier edad y condición física.

Bikram Yoga son una serie de asanas, que se realizan siempre en el mismo orden y en una habitación a una temperatura de entre 40 y 50 grados por un tiempo de 90 minutos.

Una diferencia, y desde mi punto de vista inconveniente que tiene el Bikram en comparación con otros tipos de yoga, es que se realizaba en una sala con espejos. Al tener un espejo delante lo que haces es aumentar tu ego, al estar constantemente mirándote, y además eso hace que pierdas capacidad de concentración y de meditación. El yoga siempre se ha practicado sin espejos precisamente para trabajar el ego, el ego se deja fuera de la sala.

Por otro lado, el Bikram yoga está muy de moda porque la gente se piensa que al sudar tanto debido a las altas temperaturas se adelgaza, pero eso es un falso mito, lo que haces es sudar, pero eso no significa que adelgaces. Es más, cuando terminas una práctica de bikram te sientes deshidratado y bebes mucha agua durante todo el día, y al final al beber agua estas recuperando lo que has sudado en la clase, ya que lo que sudas es agua, no grasa. Es decir, no te adelgaza, tonificas y fortaleces músculo sí, pero no pierdes peso.

Las condiciones ambientales en las que se realiza implican un reto tanto  a nivel físico como mental, debido a la alta temperatura durante la práctica. El yoga se debe realizar a una temperatura ambiente, para que así poco a poco te cuerpo se vaya calentando y tus músculos poco a poco vayan ganando flexibilidad; al practicar a unas temperaturas tan elevadas, entre 40 y 50 grados, tus músculos son más flexibles, pero no es una flexibilidad real, sino que es fruto de la alta temperatura, eso a la larga puede hacer que te lesiones  y crearte roturas o desgarros. Además no está recomendado para personas con tensión baja, ya que practicar a tanta temperatura puede provocar mareos e incluso desmayos.

Con esta práctica la sangre se mueve de forma que permite la oxigenación de todo nuestro cuerpo y la eliminación de toxinas a través de la piel. Implica un trabajo no sólo físico de todos los músculos del cuerpo, sino también a nivel interno de glándulas y células, al igual que también se trabaja la mente y el espíritu.

La secuencia de posturas que se realiza está pensada no solo para fortalecer nuestro cuerpo, sino también para prepararlo y prevenir enfermedades y lesiones. Las asanas combinan fuerza, con equilibrio, autocontrol y concentración, lo que permite alcanzar una conexión mente cuerpo, que nos lleva a reducir el estrés, la ansiedad y así acercarnos más a la felicidad plena.

La práctica empieza siempre con unos ejercicios de respiración, seguida de las posturas de pie, posturas de equilibrio como y, finalmente posturas sentadas y estiramientos, y para terminar hay otro ejercicio final de respiración o pranayama y luego Savasana.

Hay mucha gente que confunde el Bikram yoga con el Hot Yoga, la principal diferencia es que en el primero se realiza siempre la misma secuencia de posturas, mientras que en el segundo las asanas van variando.

Te daré una serie de consejos por si tienes pensado practicar Bikram Yoga por primera vez:

  • Se practica siempre en una habitación a una temperatura entre 40 y 50 grados, por lo que no es recomendado para gente con la tensión baja ya que te puedes marear, por lo que es importante hidratarte antes de la práctica.
  • Es recomendable llevar una toalla para poder secarte el sudor.
  • No comer nada por lo menos 2 horas antes de la clase para no sentirte pesado y llevar ropa ligera.

Como hemos dicho anteriormente, uno de los beneficios del bikram yoga es que ayuda a  fortalecer músculos y regenera los tejidos, además también está indicado para personas que padecen de ansiedad, estrés, dolores de espalda o de cabeza. Esta práctica también retrasa envejecimiento, mejora la circulación de la sangre, elimina toxinas y fortalece las articulaciones.

Personalmente me quedo con el yoga tradicional a temperatura ambiente, pero es cuestión de gustos 😉

 

 

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias