Yoga con cabras

Si, has leído bien, yoga con cabras, existe y además está muy de moda, sobre todo en EEUU, ya llegará a España…

La idea viene de Oregon, claro eso solo se le podía ocurrir a un americano, en este caso es un mujer Lainey Morse, que piensa que las cabras son animales terapéuticos. Esta mujer pasaba por una época mala en su vida, se estaba divorciando y le habían diagnosticado una enfermedad autoinmune y se refugió en los animales de su granja. Un día, alguien fue a visitar su terreno y le dijo que lo veía perfecto para hacer una clase de yoga, ella accedió con la única condición de que sus cabras se quedarán, y así fue como surgió esta modalidad de yoga.

En qué consiste

Yoga con cabras consiste en una clase de yoga a priori normal, donde de repente aparecen estos animalitos que se dedican durante la clase a subirse encima de los practicantes mientras están haciendo las asanas. Eso supone un auténtico reto tanto para la concentración como para la respiración durante la práctica. 

Imagínate que estás haciendo la postura del gato vaca, y de repente sientes que una cabra, se te sube encima y comienza a pasearse por tu espalda, notando como sus patitas te pisan mientras intentas concentrarte en la respiración y en la asana. O estás haciendo paschimottanasana y se te sube una cabra encima, empieza a olerte, morderte el pelo, chuparte. Se trata de cabras enanas nigerianas, por lo que no pesan mucho y al subirse encima te producen un suave masaje con sus patas. Se hace con hembras y sus hijos, ya que los machos tienen fama de tener un olor bastante fuerte.

Personalmente nunca he probado esta modalidad de yoga, soy más del yoga tradicional, pero quien sabe…

Beneficios

Dicen que entre sus beneficios están estos:

  • Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Acariciar a estos animales te hace sentirte mejor, alivia el sentimiento de soledad, te sientes más feliz.
  • Además sus patas sobre el cuerpo producen un masaje que ayuda a aliviar dolores y lesiones.
  • Los que lo han probado consideran que sentir a estos animalitos trepando encima de ti, chupándote, lamiéndote y demás es desestresante.

Es una modalidad que se ha puesto muy de moda en Hollywood donde se hace en estudios o salas, mientras que en Oregón por ejemplo este yoga se practica directamente en grajas, sobre terrenos llenos de paja donde las cabras están felices al estar en su ambiente natural. También en Virginia está de moda, donde en la granja de Silver Maple hay lista de espera para practicar esta modalidad.

No sé si después de leer este post te quedas con ganas de probar este tipo de yoga pero te diré que en The Class de momento no tenemos intención de poner cabras nigerianas como parte del equipo.

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias