yoga para niños

Yoga para niños

 

Si estás pensando en apuntar a tu hijo a clases de yoga, este post es perfecto para ti, te daré una serie de indicaciones y consejos.

Antes de nada, si has tomado esta decisión, es importante y bastante aconsejable que prediques con el ejemplo y que, si quieres que tu hijo haga yoga, que tu también lo practiques. Esto va a ser una gran ventaja porque los niños son como esponjas y siempre van hacer con muchas más ganas, algo que hacen sus padres o hermanos. Otra ventaja es que podréis practicar en vuestros ratos libres, posturas juntos.

 

Posiblemente estés pensando, que a pesar de que te encantaría que tu hijo se beneficiase de todo lo que aporta el yoga, pienses que puede ser imposible que pueda estarse quieto durante una clase o que sea incapaz de aguantar en una posición sin revolucionarse por mucho tiempo, pero tengo que decirte, que si que es posible, siempre y cuando haya un trabajo por detrás de padres y niños, junto con los profes y tengamos un poco de paciencia, sobretodo, al inicio.

¿cuándo pueden empezar a practicar yoga?

No hay un consenso de una edad exacta para empezar a practicar… hay escuelas que pueden empezar a ir desde los tres años donde trabajan siempre de manera lúdica. En esta etapa, se trabaja la respiración y aprenden a relajarse a través de juegos donde se canta, se pintan mandalas… el profe cuenta cuentos y los niños imitan formas de la naturaleza y animales con posturas, etc… Siempre se hace en compañía de sus padres.

A partir de los 7 años, al aumentar su capacidad de concentración, ya pueden empezar a hacer posturas de yoga para adultos, pero jugando con el tiempo para que no les resulte aburrido y metiendo en todas las sesiones, una parte más lúdica para que el niño tenga mas motivación y se adhiera mucho mejor a las clases. A esta edad, se siguen comparando las posturas con plantas, animales u objetos (el árbol, la llama de la vela, el rugido del león…). Las clases suelen durar de 30 a 40 minutos y se recomida ir uno o dos días a la semana.

¿Cuáles son los beneficios del yoga para niños?

A nivel mental

  • Aumenta la concentración
  • Aumenta la atención
  • Mejora la memoria
  • Mejora la imaginación

A nivel físico

  • Mejora la postura
  • Mejora la flexibilidad
  • Mejora el equilibrio
  • Mejora la respiración

A nivel emocional

  • Ayuda a controlar situaciones de estrés
  • Disciplina y fortalece el carácter
  • Mejora la percepción de si mismo y su autoestima
  • Ayuda a no frustrarse
  • Ayuda a no tener inseguridades

Por todos estos beneficios tanto a nivel físico, mental como emocional, os animo a todos a que apuntéis a vuestros hijos a practicar yoga, os cambiará la vida 😉

 

Novedades y noticias

Escribe tu mail para recibir todas las novedades y noticias